Un lugar para debatir sin prejuicios.

[Te recomiendo leer antes la anterior entrada si no la has leido,  pues esta historia es la continuación de la anterior 😉
Movimiento 15-M (1):  Los inicios]
 

Dia 27-M. Las elecciones ya habían pasado, y parecía que el movimiento estaba condenado a extinguirse. No había dado el resultado que algunos esperábamos y se perdió mucha masa social y gran cantidad de apoyos. Para mi el resultado de las elecciones había sido un mazado de desmoralización. Esa mañana no tenía clase y los exámenes estaban cerca, así que decidí meterme otra vez en twitter un rato para después irme a estudiar.

¿Era esto necesario?

Sin esperarmelo ni entender el porqué, otra vez el movimiento 15-M se había convertido en TT nacional. Esta vez a causa de un ataque desproporcionado de los mossos de escuadra contra los acampados que quedaban en Plaza Cataluña. Los videos de agresiones indiscriminadas y sin ningún motivo contra unos manifestantes pacíficos hicieron que me hirviera la sangre. No entendía el porqué, no entendía cual era la razón y lo que era peor aún, las escusas que daban los policías me parecían completamente patéticas. Tras entrar por la fuerza en un campamento pacífico y destruir todo lo que había en el (a pesar de que dijeron que se iban a devolver los ordenadores, lo único que hicieron fue destruirlos) salió el consejero de interior de Barcelona por parte de CiU Felip Puig en la televisión diciendo que apoyaba la actuación de los mossos e incluso llegó a decir que esperaba una reacción más violenta por parte de los manifestantes, lo cual desveló que lo que tenía en mente era conseguir radicalizar el movimiento y que con eso perdiera ya todo su apoyo popular. Lejos de eso, todas las acampadas tomaron fuerza desde aquel día. Era muy obvio que esta actuación la hicieran 5 días después de las elecciones. Ningún político se habría atrevido a hacerla 5 días antes. Desde Barcelona pidieron a la gente que se involucrara con las acampadas, y por solidaridad, ese día fui a la asamblea.

Asamblea en la plaza del pilar

Encontré que las cosas no habían cambiado mucho. El método era de micrófono abierto y la gente seguía hablando sin proponer nada. Lo único que había cambiado era la cantidad de público. Había muy poco debate, la gente era más de salir, decir su discurso, esperar sus aplausos y que el siguiente que tomara el micrófono hablara de otra cosa totalmente distinta para continuar con el mismo proceso. Rara vez veía un debate sobre que era mejor, si votar o no votar. Parecía reinar en la cabeza de todo el mundo que lo que dijera alguien en ese micrófono iba a ser tomado como estandarte del 15-M y que por seguro, tendría razón. Yo por mi parte seguí visitando las asambleas al menos una vez por semana, siempre me encontraba con algún conocido que estaba como yo o con alguien con quien debatir sobre algún tema apartado de la asamblea. Poco a poco el movimiento empezó a tornarse más serio. Empezaron las “asambleas políticas” donde la gente podía proponer sus ideas, y se eligió el método de aprobar las medidas por consenso. Se estaba cociendo algo grande para el día 19 de Junio, y yo esperaba que la manifestación de ese día fuera enorme.

Llegó el día de mi 20 cumpleaños no sin varias reflexiones filosóficas sobre lo que significa cambiar de dígito y una reflexión sobre como he llegado a ser quien soy,  y tras celebrarlo minimamente a causa de un examen de 4 horas de duración el mismo día, por la noche, al no poder salir porque al día siguiente tenía que estudiar, decidí hacer algo diferente. A la acampada en la plaza del pilar le quedaban 2 telediarios. El 19-J después de la manifestación era el día preferido por todos para desacampar, y casi todos daban por echo que se aprobaría en asamblea desacampar ese día. Por tanto decidí revivir la escena de aquel sábado y cogí la tienda de campaña y me fui al pilar. Esta vez mi plan era vivir allí unos cuantos dias para saber lo que era y como tenía que estudiar, todos los días me iría a la biblioteca y por la noche volvería a la tienda de campaña. Esos días fueron muy buenos. Nada más llegar empecé a conocer gente y cada día era diferente. Había roto con la rutina tuenti-facebook-gmail que tanto se repetía todas las noches.

Circulo de ideas

A pesar de que casi no fui mas que a unas pocas asambleas, me comencé a involucrar poco a poco. Todos los días el plan era el siguiente: despertarme en uno de los lugares mas espectaculares de Zaragoza, coger la bici para ir a casa a ducharme y a cambiar la ropa sucia, volver a la tienda con la ropa limpia, ir a la universidad, comer allí, y por la noche la acampada diría, la cena la servían en paellera cada noche unos grandes cocineros ahora en paro por la crisis. Cada noche fue diferente y guardo un recuerdo muy bueno de todas ellas. La acampada la recuerdo como un lugar en el que la gente podía expresarse de las maneras más originales posibles, estaba todo lleno de creaciones artesanales que expresaban ideas, como por ejemplo un grupo de piedras pintadas haciendo el símbolo de la paz, o un circulo echo con los papeles de la gente que quería colaborar en los cuales se expresaban consignas e ideas. Era todo muy original.

Tras 3 días decidí desacampar la 4ª noche. Los demás lo harían el 19-J, un semana y un día después, pero yo perdía mucho tiempo cada día en ir hasta mi casa a ducharme y luego a la universidad, y eso en etapa de exámenes no podía permitírmelo. Así que volví a casa. Justo cuando recogí fui a la asamblea, había leído en twitter durante mi descanso de estudio en la universidad que ese día pedían a todo el mundo ir. Algo importante iba a pasar. Al llegar, estaban comenzando a explicar el nuevo sistema organizativo, el cual consistía en juntar a la gente activa en varias comisiones, entre ellas la de comunicación, en la cual decidí meterme. Total, si le dedicaba a esto las últimas horas del día, a eso de las 20:00 era una manera de relajarme de los estudios, y era algo que solía hacer en AEGEE y que ya no le dedicaba tanto tiempo al estar la organización de dicha asociación bastante parada.

Tras meterme en la comisión de comunicación llego el 19-J. Yo me había encargado de difundirlo por las redes sociales y a todas las personas que conocía. Incluso llegué a convencer a mis padres de que fueran. La manifestación fue todo un éxito. Miles de personas que estaban a favor de este movimiento salieron a la calle llenando el paseo de independencia y posteriormente la plaza del pilar. El ambiente fue muy festivo, había un montón de gente disfrazada haciendo teatro junto con la manifestación de forma voluntaria. Y el público que había acudido era muy diverso, desde jovenes, hasta padres con niños y ancianos.

Llegada de la manifestación 19-J a la plaza del pilar.

Ya en la plaza, anunciaron que iban a desacampar y que la organización se movería al posteriormente conflictivo “Paraguas”, el cual en principió iba a ser un edificio público abandonado que se iba a tomar para recuperarlo y darle un uso social y para toda la ciudadanía, algo que tenía que hacer el ayuntamiento y no hacía. La idea sonaba bastante bien. ” El Paraguas” un edificio del ayuntamiento rehabilitado para que todo el mundo pudiera disfrutarlo haciendo conferencias, debates, talleres, tal vez hasta conciertos gratuitos, y con un puesto de información donde las familias desahuciadas tuvieran donde preguntar por sus derechos. Nadie en principio iba a vivir allí, y todo lo que se hiciera con ese edificio tendría que ser aprobado en la asamblea popular por medio del consenso entre toda la asamblea. Pero al final no fue exactamente así. También se dejó en la plaza del pilar un recuerdo conmemorativo en frente de la puerta del ayuntamiento por parte del llamado “proyecto Troya”. Pero esas historias son cosa de otra entrada. Ahora que estoy de vacaciones espero poder tener más tiempo para escribir, y así terminar con la última parte de la historia, la cual lleva a donde estoy ahora 😉

Me despido dejando un video sobre la manifestación del 19-J creado por la comisión de audiovisuales de la acampada:

Numlet 😉

PD: Si te ha gusta este blog, puedes suscribirte por correo arriba a la derecha para recibir las entradas.

Acepto comentarios sobre el contenido 😉

Anuncios

Manifestación del 15-M

Después del mítico “hello word” que todo nuevo blogger debe de tomar como bautizo. Voy a intentar comentar mis experiencias en el movimiento 15-M.

Todo empezó un 15-M por la mañana. Yo era un twittero novato y apenas usaba esa extraña red social. Total que aquel día me dio por mirar haber que había. En ese momento vi un tweet de David Bravo, al cual seguía por los temas de la ley sinde, haciendo un llamamiento a salir a la calle esa tarde. Me informé de sobre que iba la manifestación y me pareció una fantástica idea. Democracia real ya. Aquel mismo día a las 2 de la noche había dado un discurso de borracho con un tipo un tanto raro, discurso en el cual yo le decía que el PP y el PSOE eran el mismo partido y el con su chándal de salir de fiesta estilo años 90 se reía preguntándome si no estudiaría yo ciencias políticas. Le miré raro, pues nadie le había invitado a la conversación y se fue. A la salida de la chupitería siempre ocurren cosas raras. Yo siempre había opinado que el sistema político actual era como el sistema político canovista del siglo XIX, en el cual predominaba el turnismo entre los 2 partidos más importantes. Total, ya que no tenía nada que hacer por la tarde y siempre solía usar la tarde de domingo en descubrir algún lugar de Zaragoza y su extrarradio en bicicleta, decidí aquel día ir almenos a ver la manifestación en independencia. Al llegar allí los gritos de “no nos mires, únete” me hicieron dar el paso y entrar en la manifestación. Estuvo muy bien, había mucha más gente de que la se esperaba. La manifestación acabó y yo seguí mi vida un tanto esperanzado por lo que había visto.

Sorpresa el día de después al enterarme que en Madrid habían acampado en la puerta del sol, y en las demás ciudades estaban empezando. Se me ocurrió ir al pilar a ver que sucedía y me encontré un corro de gente hablando con un micrófono y un altavoz de guitarra eléctrica. Primera frase escuchada: “la violencia no tiene porqué ser mala” seguida de un montón de voces en contra. Había esperanza. Se siguió debatiendo, aunque más que debatir la gente lo que hacía era contar sus penas. Parecía casi terapia de grupo. A pesar de eso yo tenía muchas esperanza en este movimiento al cual estaba viendo crecer. En unos pocos días las 20-30 personas que estaban en el corro se multiplican muy rápidamente. Yo seguí yendo cuando podía a la plaza, a pesar de que la gente solamente contaba sus penas. Eso me hizo actuar. Me di cuenta que esto lo teníamos que sacar entre todos adelante. Si quería una democracia real, la tendríamos que construir entre todos. Eso fue lo que me animó a hablar en público. A pesar de que el jueves me apunté como que iba a hablar y al final no lo hice por los nervios, el no atreverme me hizo cambiar mi manera de pensar sobre por que debería salir a hablar. No fue solo por que la gente escuchara mi opinión, fue porque si no lo hubiera echo, no habría podido estar en paz conmigo mismo. Así pues el viernes salí ha hablar a la plaza. Después de tratar de calmar mis nervios de extrañas formas antes de subir al “escenario” que habían preparado y de ver que derrepente tenía el micrófono vacío delante mío con todo el mundo mirándome, di un paso al frente.

Día en el que me atreví a dar mi opinión

Nunca habían estado tantas personas pendientes de lo que yo dijera, no era mi cerebro el que hablaba, era mi boca. Mi cerebro había dejado echos los deberes sobre que tenía que decir, y ahora estaba en estado de “shock”. Tras empezar nerviosamente el discurso como había pensado, comencé a descubrir a la gente lo que pensaba en realidad. En este movimiento había mucha gente que quería abstenerse o votar en blanco el domingo, y con eso no iban a conseguir absolutamente nada. Las abstenciones hacen que el voto de los radicales de PP o PSOE, los cuales siempre votarán a esos partidos pase lo que pase, valgan más. Y los votos en blanco únicamente consiguen hundir a los partidos minoritarios, en los cuales está la forma de derrocar al bipartidismo, como ya pasó en la segunda república cuando se derrumbó el sistema canovista. Tras despedirme con una gran mención a Labordeta con el estribillo de su famosa canción “Habrá un día en que todos, al levantar la vista, veremos una tierra, que ponga libertad”, la gente me aplaudió y me sentí en la gloria. Luego de hablar con varios conocidos, me dijeron que a pesar de que empecé fatal, después mi discurso les gustó, lo cual me alegró muchísimo. Cuando dije lo que pensaba de verdad, fue cuando a la gente le gustó lo que decía. La gente seguía contando sus penas, pero yo había dado una posible solución, votar a partidos minoritarios. Es noche la pasé en el pilar con unos amigos, y dormí allí en una tienda de campaña que me acababa de comprar. La sensación de despertarte y estar en el pilar es fantástica. Una experiencia que todo el mundo debería probar.

Acampada en la plaza del pilar

Tras esto llegó el sábado y la jornada de reflexión. El rumor que corría de que iban a desalojar la acampada fue completamente falso. Ningún gobernante se atrevería a hacer algo contra el pueblo el día de antes de unas elecciones. La acampada siguió y se respetó la jornada de reflexión al no haber asamblea aquel día.

El domingo se despertó de esperanza. Era la primera vez que iba a votar y confiaba en que esto cambiara. Cual fue mi sorpresa al ver que la gente había seguido como siempre. La alternativa al PSOE el PP, tal y como pensaban nuestros antepasados del siglo XIX, los cuales estaban absolutamente convencidos de que la alternativa al partido conservador de Cánovas era el partido liberal de Sagasta y viceversa. Por lo menos la influencia de los partidos alternativos había aumentado. La guerra no se gana en un día.

Ataque de un mosso a un minusválido

Tras las elecciones el movimiento siguió adelante, aunque se calmó. La gente ya no iba a las asambleas, yo tenía que empezar a estudiar los exámenes. La victoria todavía no se planteaba cercana. Pero hubo algo que lo cambió todo. Cierto día ,como no, después de las elecciones, los mossos cargaron contra los acampados en Barcelona. Eso fue lo que me hizo volver a involucrarme. El ver como el estado usaba la violencia contra aquellos que pensaban diferente. En ese momento sentí lo mismo que debieron sentir los guerrilleros republicanos que dieron su vida por sus ideales. Pero eso es cosa de otra entrada.

Prometo que no tardaré mucho en continuar con esta historia, pero por hoy ya es suficiente 😉

Un saludo,

Numlet, librepensador.

[Continuación de la historia  Movimiento 15-M (2): Madurando.]

Hola mundo

Un nuevo intento de Bloggero acaba de nacer.

Me llamo Jesús, como ya puse en mi descripción, soy estudiante de Física en la Universidad de Zaragoza y de Psicología en la UNED, esto último como actividad de tiempo libre. Siempre me he considerado un libre pensador, más aún si conocierais como ha cambiado mi historial de ideologías políticas desde que tengo uso de la filosofía. Todo esto es lo que va ha dar forma a este Blog. El título “alwaysfreemind” representa en gran parte mi filosofía de vida y pensamiento. Ser capaz de asumir que te has equivocado y escuchar siempre hasta las ideologías más radicales y opuestas para intentar comprenderlas. Esto Blog va ha tener tintes de filosofía, de ciencia, utilizando como saber necesario lo poco que se de psicología y sobre todo va a tener tintes de opinión personal. Como “constitución” de este blog, declaro que todo aquel que escriba en él comentarios a favor o en contra de mis opiniones será escuchado de igual manera y su opinión será respetada como la que más. Os aseguro que por mi parte jamás encontrareis a alguien que no escuche vuestras opiniones. Lo que encontrareis es alguien que rebatirá vuestras opiniones y  siempre querré que rebatais las mias. No soy portador de la verdad absoluta, ni siquiera estoy del todo convencido de que algún día llegue a tener algo parecido. Pero por lo menos voy ha intentarlo…

Dentro de poco pondré mis primeras entradas, que explicarán mi opinión actual sobre el estado de la ciencia y de la política en este pais.

Gracias a todos por leerme!

Nube de etiquetas